Resumen

En el presente artículo se ofrece un nuevo andamio filosófico-normativo para resignificar el principio de protección laboral, en el que frente a las paradójicas relaciones entre el neoliberalismo y el derecho del trabajo, urge sustituir el concepto pasivo, abstracto y obediente de «sujeto de derecho», por un concepto activo, inmanente y creativo como el de «potencia jurídica» para definir al trabajador. De este modo, la tesis principal es justificar jurídicamente en que el trabajador pueda crear derechos al alero de su modo de existencia. En la primera sección se realizará una reconstrucción doctrinaria del principio de protección laboral mediante un entendimiento genealógico sobre el fenómeno neoliberal, con el objeto de marcar una coalescencia entre ambos. En segundo orden, pretenderemos ofrecer una nueva concepción jurídica para definir al trabajador, conllevando a un ideal regulativo de la potencia de crear derechos, como salida a «lo neoliberal». En nuestra tercera sección, daremos cuenta de ciertos lineamientos normativos y filosóficos para que el actual principio de protección pueda asegurar la creación laboral, a través de “derechos de creación”. En nuestra cuarta sección, se esbozará una definición «institucional» de la empresa, donde el trabajador y el empleador deben tener el mismo poder de crear normas. En la última sección, concluiremos sobre la necesidad jurídica de la creación como un elemento indispensable para la protección laboral frente a los avances neoliberales.

Palabras Claves

Neoliberalismo; Protección Laboral; Potencia jurídica; Derechos de Creación; Desterritorialización Laboral.